viernes, 25 de enero de 2013

"Anuarí " Teresa Wilms Montt( escrito de MementoMori)


Fotografía coloreada por MementoMori
Si hablamos de sentimientos latentes y sangrantes que inundan mi ser en estos momentos, mas que explicarlos con una larga chachara autoreferente, lo explicare con uno de mis escritos favoritos.

Preciso, punzante, completamente desgarrador y crudo, "Anuarì", de la gran Teresa Wilms Montt, es una obra que refleja el dolor , sentimiento de perdida y soledad de una mujer que pierde al amor de su vida, al cual le habla, entre susurros, con la esperanza que su espiritu la escuche. Lo mismo que hago yo todas las noches al acostarme y al ir a la iglesia a rezarle un rosario a el...

Espero que les guste (La parti en 3 capitulos ya que la obra es larguisima, mañana el N- 2, este primero abarca del I al VI)

"Anuarì". Capitulo I


Para Anuari: que duerme en este feretro de el sueño eterno. Para el ... Anuari mio , que nadie puede disputarmelo; porque mi amor, mi amor y mi dolor, me dan derecho a poseerlo entero. Cuerpo dormido y alma radiante. Si, Anuari, este libro es para ti. ¿No me lo pediste tu una tarde, tus manos en las mias, en tus ojos mis ojos, en tu boca mi boca, en intima comunion? y yo, toda alma, te dije: Si,-besandote hondo en medio del corazon. ¿Te acuerdas, Anuarì?

Oh! ya no puedo cscribir tu nombre sin
que un velo de lagrimas oculte mis ojos, y
un apretado nudo extrangule mi garganta.
¿Por que te fuiste, amor? ¿Por que?, me lo
pregunto mil, dos mil veces al dia. Y no acierto
a hallar respuesta alguna que alivie el feroz
dolor de mi alma.
Si; ¿por que te fuiste, Anuari, y no me Ilevaste
contigo?
Mirando tu retrato, con la pasion de una
madre, de una novia, de una amante loca de
amor, trato de arrancar de tu mirada el gran
enigma que ha destrozado tu vida y la mia.
¡Ah, mi criatura! Cuando la suerte impia
me arrebato esas dos hijas de mi sangre, crei
que el dolor mio habia roto los limites humanos.
Pero no; tu has hecho que mi grito desesperado
llegue hasta el misrno trono del
Dios de los cristianos y los apostrofe temblando
de santa y fiera indignacion.
No se puede ser tan cruel con una debil criatura,
sin darles fuerzas suficientes para soportar
los latigazos, y abandonarla despues en la
agonia. Si; tu partida silenciosa me ha dejado
agonizando al borde de la infinita nada; y sola;
con sed de cariño, con ansia de dormir y descansar,
rendida al fin....

En una de tus cartas me escribiste, una vez:
"Per I'amor che rimane
e a la vita resiste ( y el nuestro re-
sistira, ¿verdad Teresa?)"
"Nulla è più dolce e triste
che la cose lontane"

Si, Anuari, "Nulla è più dolce e triste che
la cose lontane". Y por eso te fuiste.
Esa carta la he releido otra vez, y siempre
me deja una impresion desesperada, que solo
puedo traducir en sollozos.
Tus cartas, tu retratos, y Ias flores que han
muerto sobre tu ataud, son reliquias que guardo
con avaricia enferma: ellas forman todo
mi ideal, toda mi vida, y no digo mi consuelo
porque este ya no existe para mi.
Guardo tambien dos tornillos, que con dura
e impiadosa mano pusieron en tu feretro los
enterradores, tornillos que iran clavados en
mi cerebro el dia de mi muerte; en mi cerebro,
donde llevo cincelada tu imagen profunda e
inamovible, cual las grietas que han socavado
los siglos en las heladas rocas.
¡Anuari, Anuari! Si fuera posible resucitarte,
daria yo hasta mi conciencia; me resignaria
a vivir postrada a tus pies, como una
esclava, con la sola satisfaccion de mirarte, de
sentirte reir, con esa risa de cascada de plata;
sin aspirar a otra recompensa que el sentir,
por una vez solamente, el beso de tu boca en
mi frente.
¡Anuari, resucita! Vuelve a la tibia cuna de
mis brazos, donde te cantare, hasta convertirme
en una sola nota que encierre tu nombre.


Reposa tranquilo, Anuari. Sere siempre tuya.
He hecho de mi cuerpo un templo, donde
venero tus besos y tus caricias, con la mas
honda adoracion.
Llevo clavada, como un puñal, tu sonrisa
en el punto donde se posan mis ojos; esa sonrisa
con los dientes apretados, que hacian de
tu boca un capullo sangriento, repleto de blancas,
relucientes semillas.
Anuari. Tu sonrisa es una obsesion destructora
que mata todas mis risas, tu sonrisa
provoca en mi mente la inquietud del relampago
en medio de la noche. Es veneno de
nàcar que destila en mi corazon hasta paralizarlo.


Anuari; te evoco dormido y te imagino dormido
eterno.
Una sombra se esparce blandamente sobre
mi alma, la divina sombra de tus pestañas,
que formaban dos alas de aterciopelada mariposa
sobre tus ojeras.
Si, Anuari. Una noche, la mas feliz de mi
vida, se durmio tu cabeza en mi hombro, y
era tan intima mi dulzura, que mi respiraci6n
se hizo una musica para mecerte.
Te dormiste, criatura mia, despues de haberme
estrujado el cerebro y el corazon con
tus labios avidos de juventud, como una abeja
lujuriosa de nectar y perfume.
Y esas sombras de tus pestañas, son las
cortinas que me ocultan la luz del sol, y me
llevan en vertigo confuso hacia tu grave Pais.
Una noche, la mas feliz, la unica de mi vida,
se durmio tu cabeza en mi pecho, y alli encontro
la delicia del sueño, y buscò la almohada
eterna.


Traigo del fondo del silencio tu mirada; evoco
tus ojos .... y me estremezco. Aun apagados
por la muerte, me producen el efecto del
rayo. No ha perecido en ellos el poder fascinador.
Son dos faros azules, que me muestran las
irradiaciones magnificas del Infinito; son dos
estrellas de primera magnitud, que miran hondo
sobre mis penas, perforandolas y agrandando
la huella, hasta abrir una brecha infinita
como un mundo.
Tus ojos adorados, que fueron reflejo de
esa bellisima alma tuya, viven ahora en mi
mente nutridos de mi propia vida, adquiriendo
brillo en la fuente inagotable de mis Iagrimas.
Anuari. Asi como tus ojos me encadenaron
a tu vida, ahora me arrastran a tu fosa, invitandome
con tentaciones de delirio. Tus ojos
son dos imanes ante un abismo. Yo siento la
atraccion feroz.... "




A ti, para ti, fuente de mis penas y mi pasion. Gracias por acunarme en tus brazos en las noches y darme tan dulces sueños

4 comentarios:

  1. que doloroso!!!!
    es trite y desgarrador lo que le sucede al mirar su ataud!!!
    me hace recirdar un negro episodio de mi vida... aquel inmenso amor que termina tan trágicamente...

    ResponderEliminar
  2. donde puedo conseguir este libro ? En chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la librería Prosa y Política , ubicado en Santiago Centro

      Eliminar